¿Qué es el café Natural?

El café de tueste natural es el que se obtiene al tostar el café sin añadir ningún elemento (ni azúcar ni ningún otro componente). Un café natural no tiene ningún otro componente añadido, es 100% café.

En este café pueden apreciarse los matices, tiene más aroma, es más suave y menos amargo que el café torrefacto.  En definitiva, conserva todo el aroma y sabor del café.

Con un tueste natural se pueden resaltar mucho más los sabores sutiles de una variedad, sobre todo si la materia prima es de buena calidad.

Es por esto que normalmente los cafés arábicos suelen someterse a un tueste natural.

¿Qué es el Café torrefacto? 

El café torrefacto es aquel al cual se le añade azúcar durante el tueste. El azúcar se agrega en la última fase del proceso de tueste cuando los granos de café alcanzan una temperatura de unos 200º. Agregándole azúcar al tueste, este se carameliza, creando una capa brillante y oscura sobre los granos de café con consecuencias para su sabor.

El café torrefacto se popularizó mucho en España y Portugal tras la Guerra Civil española a causa de la escasez de materia prima.

El café torrefacto suele ser de inferior calidad, ya que el azúcar sobrecaramelizado puede cubrir los sabores defectuosos que pueden surgir durante el proceso de producción del café y que afectan los granos.

El azúcar sobrecaramelizado de un café torrefacto puede dar notas amargas. Este amargor se le atribuye al azúcar sobrecaramelizado que se disuelve en la bebida de café y que en el mismo tiempo contribuye a darle más cuerpo. Esto es percibido por muchos consumidores como una sensación fuerte.  El café torrefacto ayuda a que salga una crema más espesa en el expreso.

También podemos encontrar mezclas de natural y torrefacto.

Normalmente, el porcentaje más utilizado es 60 de natural y 40 de torrefacto u 80 de natural y 20 de torrefacto.

Estas mezclas son demandadas por consumidores que desean seguir encontrando todos los matices de un café y quieren a su vez una bebida con más cuerpo y crema.

 

Las máquinas que se utilizan para realizar un tostado natural o torrefacto son distintas, adaptándose cada una a los requerimientos de tiempos, temperaturas y tipo de café.

Tan importante como el tipo de café y una buena máquina de tostar, es contar con grandes expertos tostadores que sepan controlar el tueste para darle el punto óptimo.

En Cafés El Panameño, tostar el café es un arte, y contamos con una experiencia de más de 50 años. Nuestros expertos tostadores invierten años en adquirir un conocimiento que permita obtener un café tostado homogéneo que conserve todas sus propiedades y matices.

Conviene aclarar también la diferencia entre “café mezcla” y un “Blend de café”.

En España el término “mezcla” se utiliza para definir el café que lleva natural y torrefacto.

Por otro lado, un Blend de café es una mezcla de cafés naturales de distintos orígenes.

En Cafés El Panameño, nuestros expertos cafeteros, realizan un Blend seleccionando distintos orígenes según su aroma, gusto, cuerpo y acidez para conseguir una taza que reúna los mejores matices.